enero 28

¿Qué hacer cuando se acaba la vida útil de las placas solares?

0   comENTARIOS

  • Home
  • Blog
  • ¿Qué hacer cuando se acaba la vida útil de las placas solares?

La vida útil de las placas solares, que define el período de máximo rendimiento de estos dispositivos, plantea desafíos importantes en términos de gestión de residuos al llegar al final de su ciclo. Con el crecimiento sostenido de la energía solar, la industria se enfrenta a la necesidad de desarrollar prácticas efectivas para el reciclaje y la disposición adecuada de los paneles fotovoltaicos retirados. A medida que la conciencia ambiental se intensifica, encontrar soluciones eco friendly para el tratamiento de estos desechos se convierte en un componente esencial para que la adopción masiva de la energía solar sea verdaderamente sostenible.

Vida útil de los paneles solares

La vida útil de las placas solares varía, pero en general, la mayoría de los paneles solares tienen una garantía de rendimiento que oscila entre 20 y 25 años. Esto no significa que los paneles dejen de funcionar después de ese período, sino que la garantía asegura que el rendimiento del panel no disminuirá más allá de cierto porcentaje durante ese tiempo. En términos prácticos, muchos paneles solares continúan generando energía útil mucho después de la expiración de la garantía, y algunos estudios sugieren que podrían durar 30 años o más. La duración exacta de la vida útil depende de diversos factores, incluidas las condiciones climáticas, la calidad de los materiales, la tecnología utilizada en la fabricación y su mantenimiento.

 El reto del reciclaje de los paneles solares

Cuando se acaba la vida útil de las placas solares, enfrentarse al desafío del reciclaje de los paneles solares representa una tarea significativa. Según la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), en 2016, ya existían alrededor de 250,000 toneladas de residuos de paneles solares en todo el mundo, y se proyecta que esta cifra se incremente a aproximadamente 78 millones de toneladas métricas para el año 2050, a medida que más paneles alcancen el final de su vida útil.

Uno de los obstáculos principales radica en las dimensiones considerables de los paneles solares, necesarias para capturar la cantidad suficiente de luz solar. Esta amplia superficie conlleva el uso de abundantes materias primas, incluyendo vidrio, tierras raras y metales pesados. Sin embargo, la gestión de estos desechos no es tan simple como desecharlos en el contenedor de reciclaje común, ya que implica la necesidad de eliminar previamente productos químicos tóxicos, un proceso que requiere desmontar por completo el panel solar.

El proceso de reciclaje de un panel solar cuando se le acaba la vida útil.

La tarea más desafiante y costosa en el reciclaje de paneles solares reside en la separación de sus componentes, pero una vez logrado este paso, la mayoría de sus partes se vuelven reciclables. En el caso de los paneles fotovoltaicos de silicio, el proceso implica calentarlos a 500°C para separar el silicio del metal y el hardware. Las porciones de silicio dañadas pueden ser fundidas y reutilizadas en un  85%.

En cuanto a los paneles de película delgada, son sometidos a una trituradora y posteriormente a un molino de martillos, hasta que se descomponen en materiales líquidos y sólidos. Las instalaciones de reciclaje emplean un tornillo giratorio para separar el líquido. Después de este minucioso proceso, aproximadamente el 90% de los elementos de vidrio y el 95% del material semiconductor pueden ser reincorporados al ciclo de producción.

No obstante, a menos que las regulaciones sobre el reciclaje de paneles solares se vuelvan más rigurosas y los costos disminuyan, muchos de estos paneles terminarán en vertederos. Algunos expertos sugieren la imposición de tasas a los nuevos paneles solares, cuyos fondos se destinarían al reciclaje y eliminación al final de su vida útil. Además, la creación de un mercado de segunda mano para paneles solares antiguos podría resultar atractiva, ya que, aunque después de 30 años puedan perder eficiencia, aún podrían tener vida útil y ser de interés para compradores dispuestos a pagar un precio razonable por paneles en funcionamiento.

Consejos para gestionar los paneles solares cuando se acaba su vida útil

Al final de la vida útil de las placas solares, es importante gestionar adecuadamente su disposición para minimizar impactos ambientales y maximizar el potencial de reciclaje. Aquí hay algunas acciones recomendadas:

  1. Reciclaje: Buscar instalaciones de reciclaje especializadas en paneles solares. Muchas de las partes, como vidrio y materiales semiconductores, son reciclables. El reciclaje adecuado ayuda a reducir la cantidad de residuos y a aprovechar los materiales valiosos.
  2. Cumplir con regulaciones locales: Asegurarse de cumplir con las regulaciones locales y nacionales sobre la disposición de equipos electrónicos y residuos peligrosos. Algunas jurisdicciones pueden tener requisitos específicos para el manejo de paneles solares usados.
  3. Consultar con el fabricante: Verificar si el fabricante del panel solar tiene programas de devolución o reciclaje.
  4. Reutilización: Considerar la posibilidad de reutilizar el panel solar en aplicaciones menos exigentes. Aunque pueda haber perdido eficiencia, aún puede ser funcional en ciertos contextos, como sistemas de energía de baja demanda o proyectos experimentales.
  5. Desmantelamiento profesional: Siempre que sea posible, contar con servicios profesionales para el desmantelamiento y disposición. Esto garantiza que se manejen adecuadamente los posibles riesgos ambientales y para la salud asociados con algunos componentes de los paneles solares.

En resumen, a pesar de los desafíos asociados con la gestión de desechos de paneles solares al final de su vida útil, es alentador destacar que estos dispositivos son, en gran medida, fácilmente reciclables una vez que se supera la barrera inicial de separación de componentes. Tanto los paneles fotovoltaicos de silicio como los de película delgada pueden someterse a procesos eficientes de reciclaje, donde una significativa proporción de sus materiales, incluyendo vidrio y semiconductores, puede ser reutilizada para contribuir a la sostenibilidad y reducción del impacto ambiental. La optimización de prácticas de reciclaje, junto con regulaciones más estrictas y posibles incentivos económicos, prometen un futuro más sostenible para la industria solar a medida que avanzamos hacia una economía circular.

0/5 (0 Reviews)

Artículos relacionados

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Solicita
Ahora tu
Presupuesto
Personalizado

Dinos dónde quieres recargar

Te asesoramos sin compromiso

>